Juristas Contra el Ruido

Switch to desktop Register Login

El 15% de los hogares sufre molestias por ruido

El motor de una puerta de garaje, la música de un bar de copas, el zumbido de un equipo de aire acondicionado, el goteo de una cisterna, el tráfico, juergas intempestivas al otro lado del tabique...

Última actualización en Martes, 12 Noviembre 2013 10:37

Visitas: 5678

Leer más:El 15% de los hogares sufre molestias por ruido

Carta de apoyo a la Asociación Juristas contra el Ruido - Diciembre 2012

Estimado Sr.:

Me dirijo a Ud. con el ánimo de ofrecerle todo mi apoyo en esta situación tan lamentable en la que se encuentra su Asociación Juristas contra el ruido. Asociación que ha ayudado a tantos ciudadanos afectados por el ruido y abandonados por las administraciones. El apoyo de Juristas contra el ruido ha sido fundamental en momentos de tanta desesperación para alguno de nosotros, en los que el ruido y la dejadez de las instituciones públicas han mermado nuestra calidad de vida y nuestra salud.
No consentiremos que nada ni nadie haga desaparecer Juristas contra el ruido, sin ella, los afectados del ruido, estaríamos condenados al olvido y a la desesperanza.

Gracias por vuestro trabajo.

Un saludo,

Carmen ….
D.N.I. 0 ….

Última actualización en Domingo, 23 Diciembre 2012 21:30

Visitas: 7512

La princesa Leticia recibe a los miembros de Juristas Contra el Ruido


Doña Letizia recibió en audiencia a una representación de la Asociación Nacional de Juristas Contra el Ruido (JCR). Juristas Contra el Ruido es una asociación sin ánimo de lucro, integrada por profesionales del Derecho sensibilizados y especializados en la temática ambiental acústica, y que pretende, como objetivos de la asociación, extender dicha sensibilización mediante los recursos legales al alcance de la ciudadanía.

Última actualización en Lunes, 23 Abril 2012 15:46

Visitas: 3547

Leer más:La princesa Leticia recibe a los miembros de Juristas Contra el Ruido

El Supremo avala cuatro años de prisión para el dueño de un bar por ruido

El alto tribunal avala la condena al propietario de un pub porque el volumen de la música impedía el descanso a una familia



Jaime Serra Vall, vecino de 62 años de la localidad de Fraga (Huesca), y su mujer pasaron muchos fines de semana sin poder conciliar el sueño. La causa: el local con música en directo que había abierto bajo su domicilio. Durante más de cinco años —entre 2003 y 2008— el ruido se convirtió en un mal compañero de desvelos y las denuncias en una rutina. Nueve años después, el Tribunal Supremo les ha dado la razón y ha avalado la sentencia de 2011 de la Audiencia Provincial de Huesca que condenaba a uno de los tres dueños de la sala, José Luis Fariñas, a cuatro años de cárcel por un delito ambiental y de lesiones. El tribunal ordenaba también la clausura del pub Central Brunito, que ya había cerrado en 2008 por otras causas.

“Tendrían que haber condenado a los tres”, lamenta Serra por teléfono desde su ya tranquilo domicilio al conocer “por los medios” la sentencia del Supremo. Los otros dos socios del bar, uno de ellos ex alcalde de Fraga, José Luis Moret, no fueron imputados.

Según relata la sentencia, el único dueño acusado no tomó ningunas de las medidas de insonorización y reducción del impacto sonoro que le habían requerido desde el Ayuntamiento. Debido a la "contaminación acústica" los afectados sufren "trastornos psicológicos" caracterizados por "fatiga crónica, insomnio por estrés y ansiedad", dice el texto condenatorio de la Audiencia Provincial, que obligaba al acusado a indemnizar a Serra y su esposa con 7.220 a cada uno. “Mi mujer y yo todavía seguimos tomando medicamentos para dormir; y nos han dicho que nuestros problemas de ansiedad son para toda la vida”, confirma Serra.

Mi mujer y yo todavía tomamos medicamentos para dormir"

"El derecho al descanso tiene que primar sobre otros, como el de desarrollo de actividades comerciales", afirma Antonio García, abogado especializado en la materia. Pero la lógica de la buena vecindad y las normativas no siempre funcionan y se está produciendo "una judicialización creciente", dice el experto. En su opinión, debería existir una mayor sensibilidad social sobre este problema, así como intervención más eficaz de las administraciones públicas para la solución de esta clase de conflictos antes de que lleguen a los tribunales.

“En el pueblo nos decían que no era para tanto y yo les invitaba a venir a dormir, si podían. Pero nadie vino”, relata Serra, que se topó con la incomprensión de sus vecinos y la pasividad de la administración. Ninguno de los requerimientos del Ayuntamiento para reducir el impacto del ruido del bar fue atendido y, sin embargo, este continuaba su actividad. “Y no solo los fines de semana, los puentes y festivos también”, se queja el afectado. La policía constataba una y otra vez que en el interior de la vivienda se sobrepasaba el umbral de 30 decibelios, límite legal que, según una ordenanza municipal de Fraga, no se puede superar pasadas las 22.00. Ante la ineficacia de las medidas administrativas y después de muchas noches de insomnio, el caso se ha resuelto en los juzgados. "Si dentro de mi casa hay más de 30 decibelios, el bar hay que cerrarlo", razona Serra. El Central Brunito cesó su actividad en 2008. No fue por la denuncia de Serra, que siguió su curso, pero este vecino ganó tranquilidad.

La sentencia de la Audiencia, avalada por el Supremo, es severa —“me han dicho que es un ejemplo en Huesca”, afirma Serra—, sin embargo se muestra favorable a un posible indulto parcial del acusado por parte del Gobierno para rebajar a 18 los meses de cárcel. La condena está en línea con otras dictadas recientemente. La Audiencia de Sevilla impuso una pena de cuatro años de cárcel al dueño y a la encargada de un bar por los "ruidos intolerables" el pasado marzo. Un año antes, la Audiencia de Granada condenó a dos años y seis meses de prisión al propietario del club de jazz El Secadero, en Alhendín (Granada), por el mismo motivo.

Fuente: El País, http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/11/19/actualidad/1353336765_543613.html 

Última actualización en Domingo, 23 Diciembre 2012 20:38

Visitas: 5616

Juristas Contra el Ruido está inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones Grupo 1º Sección 1ª, con el número Nacional 169.802. y NIF: G91243626, con domicilio social en la Calle Mejía Lequerica, 7, 1º. CP 28004, Madrid. Tel. 607 53 79 16.

Top Desktop version