Juristas Contra el Ruido

Vallecas se propone acabar con el ruido de los bares más conflictivos

FUENTE: Ayuntamiento de Madrid. JM. Leralta / EL MUNDO GRÁFICOS

Nueva ZPAE en Vallecas para 2018

  • Hay 15 bares problemáticos que acumulan decenas de denuncias
  • En el entorno de estos locales se han producido un crimen y tres apuñalamientos

La Junta Municipal de Puente de Vallecas quiere ejercer un mayor control sobre los conflictivos bares de copas de su casco viejo. Para ello, ha pedido al Ayuntamiento de Madrid que el entorno de la Avenida de la Albufera, incluyendo el bulevar y la avenida del Monte Igueldo, sea declarado Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE). Esto supondría que se llevarían a cabo medidas orientadas a reducir el ruido producido por las actividades de ocio nocturno, tanto en los locales ya existentes como en los de nueva implantación.

En la actualidad, hay aprobadas ZPAE en el distrito Centro, en el barrio de Gaztambide (Chamberí) y en el entorno de Azca y Avenida del Brasil (Tetuán).

La preocupación en la Junta Municipal es grande debido a que algunos de estos negocios están alterando la convivencia del barrio, pues superan el horario establecido a la hora de cerrar y no respetan el nivel de ruidos estipulado.

Existen locales de copas de la calle de Peña Gorbea, junto a la zona peatonal del famoso bulevar de Puente de Vallecas, que cuentan con más de 50 denuncias de vecinos y hasta 10 actas de sanción de la Policía Municipal en lo que llevamos de año. Además, en el entorno de cinco de estos locales de copas se han producido, en el último año, un crimen y tres acuchillamientos, con al menos tres heridos graves.

Uno de estos locales están en la calle de Picos de Europa de Nueva Numancia. «Tenemos un pub debajo de casa que es una locura. Abre a las siete de la tarde y cierra a las siete de la mañana y lo peor son las peleas que hay cada noche», dice un vecino. «La gente sale muy bebida y se lían a tortas todos los días. Hace tres meses la pelea fue tan gorda que vinieron más de 20 coches de la Policía y el Samur», relata otro residente del número 11 de Picos de Europa.

Hay, además, al menos tres negocios de copas que han sido clausurados en los últimos meses; uno de ellos, en el bulevar, se está convirtiendo en un quebradero de cabeza para la Junta Municipal. «Se trata de un local que tiene medio centenar de multas y que supone un problema constante de inseguridad para el barrio», dice un vecino de la calle de Peña Gorbea.

Además del incumplimiento de los horarios y el exceso de ruido, estos locales carecen en el exterior del establecimiento de la ficha técnica en la que figura la actividad y el aforo permitido, pese a los requerimientos de los agentes.

La Junta Municipal confirma que hay bares que están generando un gran número de denuncias vecinales y que la declaración de ZPAE para la zona sería un instrumento para poder combatir los problemas acústicos y medioambientales del corazón de Vallecas, una zona que se está deteriorando por culpa del tráfico de drogas y de la inseguridad.

«Aquí hay negocios que se saltan la ley y otros que no», dice el dueño de un bar del bulevar. «Nosotros respetamos los horarios, pero hay gente que hace lo que le da la gana. Y encima les sale más rentable pagar la multa que respetar los horarios», dice este empresario ecuatoriano.

El mapa definitivo de la futura zona protegida aún no está definido por parte de los técnicos de la Junta, pero el proyecto comprende el área entre Puente de Vallecas y Nueva Numancia, incluyendo el entorno del bulevar y Monte Igueldo. «Estamos hablando de más de tres o cuatro kilómetros cuadrados. En este entorno hay más de 15 bares y lo que queremos es que la zona tenga una mejor calidad de vida, menores ruidos y distorsiones», señala Paco Pérez, presidente de la Junta Municipal de Vallecas.

También se está realizando desde la Junta un Plan de Movilidad de ocio nocturno que incluye un control del estacionamiento en doble fila en aquellas calles que se encuentran situadas en las zonas con contaminación acústica.

Otra de las ventajas de la declaración de ZPAE es que los técnicos municipales podrán tener un mayor control en cuanto a la adjudicación de las licencias. «Muchos de los locales son propiedad de personas que los trasmiten a terceros y, de esta forma, se dificulta la tarea de la Junta Municipal a la hora de emitir los expedientes», señalan fuentes de la Junta.

Gracias a la ZPAE, también los agentes de la Policía Municipal del distrito podrán tener a su alcance más medios para el control de los ruidos y se podrán realizar campañas de información dirigidas a los vecinos de la zona, en la que ya se están llevando a cabo medidas para reducir la molesta contaminación acústica.

Fuente: elmundo.es

Juristas Contra el Ruido está inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones Grupo 1º Sección 1ª, con el número Nacional 169.802. y NIF: G91243626, con domicilio social en la Calle Mejía Lequerica, 7, 1º. CP 28004, Madrid. Tel. 607 53 79 16.

Top Desktop version